La Imperial o patatas a la importancia


Pocas veces un producto tan básico como la patata ha tenido un apellido tan rimbombante pero, en este caso, se lo merece.   Estamos ante un bocado sabroso y contundente.  Y para elaborarlo no necesitamos demasiados conocimientos culinarios.

Para elaborarlo, lo primero es seleccionar unas patatas de tamaño medio, ni muy grandes ni muy pequeñas.  Las cortamos en rodajas de un centímetro de grosor, aproximadamente.   Las pasamos por harina y huevo y las freímos.  Apartamos las patatas y comenzamos con la salsa.   En una sartén sofreímos un poco de cebolla con ajo y perejil machacados.   Cuando la cebolla comience a dorarse, añadimos vino blanco, agua y azafrán.  Unimos patatas y salsa y las ponemos a cocer un poco al horno.  Y ahora el toque final, nuestra "importancia".  En este caso se trata de rodajas de cola de Rape que, breviamente, habremos sazonado, rebozado y frito.    Unificamos la tapa sobre una buena base de pan para que la miga se empape de la salsa.  Por cierto, la puedes coronar con una punta de esparrago.

Escucha el cómo se hace, paso a paso, en La Noche en Vela con Pilar Tabares...

video

Comentarios

  1. Hola, guapísimos! Me encanta esta receta, aunque yo la he hecho como plato principal: por 4 perras das de comer a un zafarrancho!
    que sepáis que habéis ganado una seguidora ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario