Ye Olde Cheshire Cheese: El autentico Fish and chips



En el centro de Londres, junto a Fleet St, en pleno barrio de los abogados, aún sigue abierto el Ye Olde Cheshire Cheese, considerado como uno de los pub más antiguos de la capital británica. En su fachada, de madera, cuelga un llamativo farol donde se puede leer claramente la fecha de 1667. Lo que nos da una idea del tiempo que llevan sirviendo pintas y comidas.



Pues bien, en este local añejo y laberíntico (en su interior se suceden los espacios a distintos niveles y con techos bajos) sirven uno de los mejores  "Fish and chips" que he podido probar.    



Un bocado exquisito que de manera sencilla podemos llevar a nuestras mesas convertido en una tapita "made in spain".  

Para su elaboración necesitamos unos filetes de pescado.   En el Reino Unido suele ser habitual que se utilice abadejo, pero también sirve la merluza, el bacalao o cualquier tipo de pescado blanco.  Y el segundo ingrediente básico son unas buenas patatas.

Nos ponemos manos a la obra:  Primero las patatas que cortamos en bastones, un poco más gruesos de lo normal, y ponemos a cocer en agua hirviendo.   Bastarán entre 7 y 8 minutos.   No queremos que se deshagan, solo que estén más tiernas por dentro.  Las dejamos enfriar y las freímos, por primera vez.   Lo hacemos con aceite no muy caliente hasta que se pongan ligeramente doradas.   Sacamos de la sarten y reservamos.  La segunda fritura la haremos con aceite muy caliente (un par de minutos) para darle el toque crujiente.

En paralelo preparamos la tempura para nuestro pescado.   Lo hacemos con harina que mezclamos, casi a partes iguales con cerveza (Dejamos al gusto de cada cuál el tipo de cerveza que debéis utilizar).   Añadimos un buen chorro de miel a la mezcla.   Y para darle un toque "especial", los que os atreváis podéis añadir a la tempura una pizca de cayena desmenuzada.   Un consejo.   La cerveza debe estar muy fría.  Así, ademas, la que nos sobre se puede reutilizar en una copa.

Ya solo falta rebozar el pescado y freír en aceite caliente hasta que este dorado.  Buen provecho con este pincho tan especial que, seguro, os hará revivir vuestro último viaje a Londres.

Comentarios