Torera de salmón


El salmón ahumado es, sin duda, uno de los productos más socorridos a la hora de elaborar un pincho de calidad.   Es fácil de manipular, combina perfectamente y, eso es lo importante, lo podemos comprar ya elaborado.    En este blog ya te hemos dejado algunos ejemplos de tapas con salmón pero nos faltaba la presentación en pincho, o sea, con palillo.

Para elaborar esta tapa cortamos el salmón ahumado en tiras rectangulares de unos diez centímetros de largo y dos-tres de ancho.      También necesitamos filetear un pepinillo en vinagre;   media aceituna;  un poco de anchoa;   un trozo de pan de molde tostado y cortado en triángulo.  Y para rematar la tapa un poco de queso fresco espolvoreado con eneldo.   Y lo más importante, evidentemente, un palillo majo, molón, bonito.  

El montaje es muy sencillo.   Pinchamos el rectángulo de salmón en una punta.  A continuación una lámina de pepinillo.  Doblamos el salmón y otra lámina y así hasta en tres ocasiones.   A continuación pinchamos la media aceituna, el trozo de anchoa y nuestro triángulo de pan.   Rematamos el pincho con el queso y el eneldo.


Comentarios