Carpaccio de brócoli


El brócoli está de moda.   Es uno de los alimentos más recomendados por los nutricionistas y los dietistas de todo el mundo porque es saludable y porque aporta un sin fín de nutrientes a nuestro maltrecho cuerpo.   Sin embargo, tiene un inconveniente:   Para su elaboración, en general, desechamos una gran cantidad de producto.   Tan solo aprovechamos las tiernas ramificaciones verdes.

Y como en tapitasconamigos estamos comprometidos con la cultura del aprovechamiento, nos hemos puestos a pensar (cosa que no solemos hacer muy habitualmente).   Y puestos a darle vueltas, hemos conseguido un bocado muy sabroso de esa parte del brócoli que generalmente tirábamos al cubo de la basura.

Se trata de convertir el mazacote del tallo en finas lonchas de jugoso sabor a brócoli.   Para ello, nada más fácil que eliminar los bordes del tallo hasta quedarnos con un grueso paralelepípedo (o sea, un tronco cuadrangular blanco).   Ya solo falta, con la ayuda de un pela patatas, sacar nuestras finas láminas de brócoli.   Las pinchamos de una manera elegante en un palillo y las aderezamos al gusto. Nosotros hemos optado por aliñarlas con sal, pimienta, un poco de pimentón y un chorro de aceite a la guindilla.

Lo dicho, un aperitivo fresco, sano y delicioso.   Por cierto, estas láminas también combinan maravillosamente con cualquier ensalada.    Espero vuestros comentarios..




Comentarios