Ceviche de sardinillas



Hoy te presentamos una de esas tapas sencillas de realizar y con la que tendréis el éxito garantizado.   Para su elaboración tan solo necesitáis una lata de sardinillas en aceite.  De esas que podéis encontrar en cualquier supermercado.   Una cebolla roja, una guindilla roja, el zumo de un limón, un poco de ajo y un poco de aceite de oliva virgen.

El primer paso, después de abrir la lata, es limpiar nuestras sardinillas.   Para eso cortamos por la mitad la sardina y con el cuchillo eliminamos la raspa.  El resultado son dos "lomos" limpios.   Procedemos con el resto de las sardinillas y las colocamos en un bol.    Luego le añadimos la cebolla roja cortada en láminas muy finas, un ajo picado, un poco de guindilla roja picada (al gusto) y el zumo de un limón.    Dejamos macerar nuestro preparado una media hora en el frigorífico.

Ya solo queda esmerarnos en la presentación.   Podemos utilizar una lata como la de la foto  (la venden limpia y reutilizable en las grandes superficies) o podemos usar una copa (como se ve en la foto de abajo). También se agradece que adornemos la presentación con un poco de aceite de oliva virgen.


Así te lo explicamos en La Noche en Vela, junto con Pilar Tabares, en la sintonía de RNE...

Comentarios